Alfonso Ávila, un pionero de la conectividad aérea en Colombia

El presidente de la aerolínea EasyFly habló con la revista Freeway sobre el crecimiento de su innovadora empresa, la importancia de los vuelos a destinos alejados para el desarrollo del país y de lo que viene este 2016. 

Por: Diana Polo

Hace unos años, los habitantes de Arauca debían viajar por carretera o hacer una escala en el aeropuerto de Bogotá para llegar a Cúcuta, pero hoy, pueden abordar uno de los aviones de la empresa EasyFly y estar en el departamento contiguo sin tantos inconvenientes y en 30 minutos. “Arauca es una ciudad que depende mucho de Cúcuta en el sector médico, de nutrición y comercial”. Hoy los araucanos y cucuteños cuentan con una ruta aérea que ha tenido excelentes resultados y que tuvo a su vez un propósito social”.

El pronunciamiento fue expresado por Alfonso Ávila, un empresario con una sólida trayectoria en el sector de las aerolíneas y actual fundador y presidente de EasyFly, la compañía colombiana que le apuesta a la conectividad de esas ciudades y territorios que durante muchos años estuvieron aislados de las rutas aéreas nacionales. Con una hoja de vida intachable en este segmento de la economía como vicepresidente financiero de Avianca, presidente de Sam en 1993 y creador de AeroRepública (empresa que la panameña Copa adquirió en 2005), Ávila continúa escalando peldaños a paso vertiginoso en el sector de la aviación. 

Los números así lo confirman. EasyFly, compañía que Ávila fundó en 2008, ha tenido un crecimiento promedio anual de un 31 por ciento. El año pasado, de acuerdo a su presiden¬te, la empresa registró un crecimiento de un 21 por ciento, “el equivalente al doble de lo que creció el mercado nacional”. “2015 fue un año muy bueno pese a que los primeros seis meses se presentó un exceso de oferta en el país. Creo que este éxito proviene del modelo de negocio de EasyFly, que tiene un nicho de mercado un poco diferente al de las otras aerolíneas, lo que se tradujo en un buen desempeño pese a un periodo difícil para el sector aéreo”, dice el creador de la empresa de aviación más joven del país.

 

La labor que se desprende de las operaciones de EasyFly cumple un propósito social importante y en sintonía con uno de los objetivos más importantes para el Estado en las próximas décadas: hacer de Colombia un país más conectado-por tierra, agua y aire-para fomentar el desarrollo económico y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Con un modelo de negocio denominado “punto a punto”, se les brinda a personas de sitios de difícil acceso la posibilidad de viajar sin escalas. 

“Actualmente estamos operando en 23 aeropuertos del país y en los aislados a Bogotá. Hay algunos donde la aerolínea simplemente no puede llegar porque las pistas son muy cortas, lo que imposibilita establecer una operación regular. Afortunadamente el Estado incluyó dentro de su presupuesto de infraestructura estos aeropuertos lejanos, con una inversión de unos 2.6 billones de pesos adicionales para intervenirlos y construir terminales aéreas más cómodas para los pasajeros. También están adaptando la infraestructura aeroportuaria para que aviones más grandes puedan llegar”, expresa este próspero empresario, que agrega que entre los destinos turísticos interesantes cuyas pistas son muy inseguras se encuentran Bahía Solano y Nuquí. 

Nuevas rutas y aviones

En el segundo semestre del 2016, EasyFly iniciará operaciones en la ruta Barranquilla – Riohacha y complementará su oferta de vuelos desde Medellín con las rutas Rionegro – Pereira y Rionegro – Bucaramanga con el fin de ofrecer viajes después de las 6 de la tarde para aquellos pasajeros que desean regresar a su destino un poco más tarde.

Paralelamente, “EasyFly adicionará a su flota una aeronave ATR42-500 durante el segundo semestre, lo que permitirá aumentar en un 23% la oferta de sillas de la aerolínea”. La una compañía inició en 2008 transportando 184 mil pasajeros en su primer año, y su posicionamiento y expansión en el mercado colombiano le han permitido transportar actualmente a más de un millón de personas entre las regiones de Colombia en tiempos más cortos y con mayor comodidad.